Guía para ser freelance con éxito. 10 consejos para ser freelance exitoso.

Curso básico para ser freelance.

Para ser sinceros NO existe una guía definitiva para ser un freelance exitoso. Y puede que recibas muchos consejos para ser freelance de muchas personas, pero no hay mejor escuela que la vida, los mismos tropiezos y errores son los que te van a enseñar como ser freelance sin morir en el intento.

Lo cierto es que la mayoría que empezamos en esto nunca reparamos en adoptar una verdadera filosofía de vida, creemos que empezar un negocio es simplemente intercambiar servicios por dinero pero nunca invertimos en nuestra preparación profesional, no compramos libros ni asistimos a cursos. Simplemente empezamos y ya.

Con el paso del tiempo me he dado cuenta que mi forma de pensar ha cambiado muchísimo. Los golpes de la vida, las frustraciones y experiencias me han enseñado a tener una filosofía diferente a cuando empecé, es por eso que decidí crear un “decálogo” que me ha servido como manual y espero que sea de gran ayuda para tí si aún no sabes como empezar a ser freelance o cuales son los primeros pasos para ser freelance. A continuación te comparto 10 consejos que te ayudarán a ser un freelance con éxito. Sobre todo si deseas dedicarte al Diseño Gráfico.




1.- Especialízate

Aprendiz de todo es maestro de nada. Define bien quién eres y que haces, es importante tener enfoque y dedicarte solo a lo que eres bueno y lo que te apasiona. Si eres uno más del montón y ofreces los mismos servicios no marcarás la diferencia. Eso puede ocasionar que bajes tus precios por competir o te quedes sin el trabajo. Como freelance te recomiendo que no quieras abarcar todo ni seas un “todólogo” recuerda que el que sirve a dos amos a uno termina quedando mal y esto no se refiere a que solo tengas 1 cliente, se refiere a que te dediques a una sola profesión, que seas honesto contigo mismo y te dediques a una sola cosa en la vida.

Si eres maestro y eres feliz entonces sé el mejor maestro que pueda existir pero no trates de tener una o 2 profesiones, terminarás perdiendo tu identidad y tu enfoque.

2.- Crea tu marca

Invierte algo de tiempo creando tu logotipo, tarjetas, una lista de precios, si es posible subir a internet algunos diseños que tengas como portafolio de proyectos. Si tú no eres diseñador gráfico contrata al más profesional y talentoso posible. Invierte algo de dinero en ello. Es importante que las personas vean que desde un principio tienes una marca que te representa y que estás tomando las medidas posibles para verte profesional.

No importa si tu marca lleva tu nombre puedes crear una imagen profesional con ello pero no salgas a vender o a presentarte sin siquiera tener un buen logo y tarjetas. Algunas de las cosas que funcionan bien y no cuestan tanto; logotipo, tarjetas, página web, lista de contactos con correo celular y dirección. En pocas palabras no empieces sin tener una estructura, sin estar preparado, sin tener una lista de precios, sin conocer tu producto o cuánto tiempo tarda tu servicio.

3.- vende sólo lo que puedas controlar

En múltiples ocasiones me dediqué a la “maquila”. Me pedían una lona la diseñaba y la mandaba a imprimir a terceros, es decir, otra empresa. Pero esto fue provocando múltiples problemas con los tiempos de entrega, ya que dependía de otros para entregar el pedido. Es obvio que no puedes controlar este tipo de situaciones. Te recomiendo las evites y vendas solo lo que tú sabes y puedes hacer, solo tú conoces tus tiempos.

Yo no sé con los demás diseñadores pero a mí esto de la “maquila” se me hace algo muy desleal, es casi como engañar al cliente. Cuando un cliente me pide un diseño se lo entrego en CD o USB y le recomiendo algunas empresas de la Ciudad de La Paz que me han quedado bien. De esta manera mi cliente puede decidir donde mandar hacer su trabajo, ahorrando así algo de dinero.
Si en dado caso mi cliente me dice “Luis yo no tengo tiempo de imprimir mi trabajo” entonces yo con mucho gusto lo hago por el pero antes diciéndole en donde lo haré y cuanto le cuesta agregándole un 10% de la cantidad como ganancia para mí, si el cliente está de acuerdo entonces yo le mando hacer el trabajo.

“Cuentas claras amistades y negocios largos”




4.- Organiza tu día y no vivas al día

El gran problema del freelance es pensar que es dueño de su tiempo, creer que puede andar por allí sin producir. Pensamos que cuando somos dueños de nuestro tiempo es que hacemos en el día lo que nos dé la gana. Ser dueño de tu tiempo es atender todo lo importante en tu vida, puede ser tu familia, la escuela, una actividad física, asistir a la iglesia etc. Pero para ser productivo en cualquier área de tu vida es necesario tener organización.

Si eres freelance y simplemente haces lo primero que venga a la mente entonces estás viviendo al día y es probable que no produzcas lo necesario ni para sostener los gastos básicos. Es por esto que no muchos logran durar ni 1 solo año. Suena duro pero lo he visto muchas veces. Una vez que se pierde el enfoque, se pierde la motivación o las ganas de seguir adelante. Por eso cada semana hay que dar resultados.

5.- Desarrolla la habilidad de proyectar

Proyectar es anticiparte. Cada semana haz un plan de trabajo y escribe la cantidad que deseas ganar esa misma semana luego determina cuantos clientes debes atender para ganar esa cantidad. Son pequeñas metas a corto plazo pero es un método muy efectivo. En el caso del diseño mide los tiempos de entrega y tus avances, cuantas horas le vas a dedicar, que proyecto es más fácil de sacar adelante o incluso de terminar. Incluso que empresa puede pagarte más rápido que otra, suena interesado pero esto te funcionará para motivarte.

Si el cliente puede pagar rápido o al instante esto te inspira más rápido a terminar. Vamos, no me digas que no lo has hecho. También te recomiendo trabajar con sistemas, es decir, determina que productos o servicios vender, como los darás a conocer, los precios y como cerrar la venta.

Algo muy importante es determinar cada día para una tarea específica. Los artículos que escribo para este blog generalmente los escribo los viernes o sábado que tengo menos presión de entrega de proyectos. Pero en la semana se me van ocurriendo ideas que anoto en mis cuadernos, ojo nunca los anoto en una hoja al aire o en una servilleta, tengo un cuaderno específico para notas e ideas.

A continuación te comparto un esquema de cómo operan los negocios:

1.- Un negocio Hace proyecciones. <—- OJO!
2.- Un negocio opera en sistemas.
3.- Un negocio Trabaja en tiempos.
4.- Un negocio mide resultados.

6.- No descuides la venta

El combustible de tu negocio es la venta, en el caso del diseño gráfico podemos pasar horas frente a la computadora creando cosas nuevas, es muy emocionante, sin embargo es necesario también atender las cotizaciones, correos y llamadas. A menos que trabajes con un socio que se dedique a la venta y tú al diseño.

Puede ser posible y así cada quien se dedica a lo suyo. De lo contrario necesitarás desarrollar tus habilidades de negociación. Pero es sumamente importante que no descuides la venta.

7.- Haz alianzas estratégicas

Las alianzas estratégicas son un acuerdo que harás con alguna empresa o dueño de negocio, básicamente se trata de ayudarlo en algo, rediseñar su logo, su página, su menú a un precio razonable con la única condición de que al terminar el proyecto este cliente te aporte un beneficio. Puede ser promoción de tus servicios si ves que es una empresa conocida. Aprovecha la popularidad de las empresas y únete a ellas, te ayudará a darte a conocer, no te preocupes por el dinero llegará si sigues adelante Recuerda que la prioridad No.1 cuando eres freelance es darte a conocer.

Otra cosa que puedes hacer es trabajar a cambio de producto. Hay empresas que me han pagado con Computadoras o con cosas que necesito, en mis inicios trabajé con una empresa de tenis y ropa deportiva y no me da pena decirte que me pagaron el anticipo con efectivo y unos pares de converse color negro y otro par color guinda que todavía conservo (esto fue en el 2009).




Hay muchas personas que no aprueban esto que te acabo de mencionar. No te digo que lo hagas todo el tiempo pero en tus inicios todo lo que caiga es bueno, no te creas la gran diva todos empezamos de manera humilde. Recuerda que el problema más terrible y que acaba con empresas, con profesionistas y sobre todo con diseñadores, es el ego, y en este ambiente del diseño gráfico y la creatividad están TODOS LOS EGOS DEL MUNDO.

Considera esto de las alianzas estratégicas y sácale provecho, con el paso del tiempo tú te volverás en una empresa conocida y vendrá a ti otros que estén empezando y querrán hacer una alianzas contigo. Sé flexible y considerado, además si eres muy creativo puedes obtener excelentes beneficios y ayudar a otros.

8.- No trabajes sin anticipo

Lo repetiré mil veces si es necesario pero no trabajes sin ningún anticipo. En ocasiones inicié proyectos hasta sitios web sin anticipo, después de avanzar y mostrarlo me salían con “ya lo mande hacer con tal persona”. O también “Siempre no Luis disculpa”. La pregunta es ¿Qué pasó entonces con el tiempo invertido? En pocas palabras representa la formalidad y el compromiso que tienes con el cliente y si ya te dio la mitad no creo que abandone el proyecto a medio camino.

No tengas miedo de cobrar anticipo, no te están haciendo un favor al contratarte y no se puede trabajar con una “nube de promesas”. Mucho mejor cuando tienes algo en el bolsillo. No trabajes sin anticipo ni tampoco rebajes tus precios. Punto.

9.- Pre-califica a tus clientes

Un gran error que cometemos sobre todo cuando empezamos es creer que todo mundo puede ser nuestro cliente, Esto es una gran mentira. Cuando estés haciendo tu plan de negocios debes especificar tus precios y que tipo de clientes pueden pagarlo. Esto es a lo que llamamos, segmentación.

“Tu trabajo no es venderle a todo el mundo, tu trabajo es encontrar a esos que están dispuestos a pagar lo que vales”.

Si simplemente no puede pagarlo. Pues entonces ese cliente no es para ti. Saca un poco el carácter y aprende a decir que NO.

10.- No permitas que el cliente minimice tu trabajo

Te contaré una horrenda historia sobre mis inicios como diseñador freelance. Hace bastante tiempo una persona me hablo para que le hiciera un logotipo. Era sobre venta de casas y terrenos. Cuando le di el precio se quedó sorprendida y me dijo ¿Cuánto? Luego arremetió con una frase que hasta la fecha no se me ha olvidado:

“Pero si yo solo quería el logo así pequeño para ponerlo en el WORD”

Esta persona desconoce completamente que es un logo, la importancia de proyectar una imagen profesional y por supuesto, desconoce el proceso creativo y el trabajo que esto representa. ¿Acaso un logo se cobra por tamaño? Eso es totalmente ridículo.Ahora bien, esto no es para molestarse ni enojarse, Si el cliente no lo sabe tú lo puedes orientar e instruir. El verdadero problema es la “falta de cultura” en cuanto al trabajo artístico y creativo se refiere, los diseñadores tenemos que enfrentarnos a esto muy seguido.

El hecho de que estés empezando no significa que regales tu trabajo, no permitas que la conversación quede allí y sobre todo NO PERMITAS QUE EL CLIENTE MINIMIZE TU TRABAJO.

Si después de hablar esta persona no le parece la idea, no hay problema, con mucho respeto y evitando ser grosero, puedes decirle:

“No hay ningún problema, cuando cambie de opinión con mucho gusto estoy para servirle”

– retírate.




(BONUS) Identifica un área de negocios

Analizar tendencias permite identificar “áreas de negocios”
En el año 2005 yo trabajaba como diseñador de una revista de “venta de casas” Comenzamos a proveer diseño y publicidad a inmobiliarias y desarrollos. Estas mismas nos comenzaron a pedir páginas web. Yo no sabía absolutamente nada de diseño web pero en las juntas me preguntaban ¿Puedes hacer una página web? y les decía…

-Si claro que sí.

Casi no había empresas, ni personas, que se dedicaran a hacer páginas web, pude notar un nicho de mercado y me di cuenta de la posibilidad tan grande que había de dedicarme a eso.
Estudié mucho y hasta la fecha sigo estudiando para saber más… pero todo nació de la curiosidad y la determinación. Así también estoy seguro que TÚ puedes notar lo que necesitan otras personas para identificar un área de negocios. Anteriormente te había mencionado que nunca comiences un negocio con el producto sino por el mercado, esto es, identifica la necesidad de las personas y después trabaja en suplir esa necesidad.

Por último cabe señalar que en aquel entonces 2005 las paginas eran en flash eran la onda, yo no tenía internet ni una buena computadora propia, pero supe negociar con mi exjefe quién estuvo de acuerdo a que llegara 2 horas antes a mi trabajo y me prestó una copia de las llaves del local. Salía volando de la escuela a la oficina, recuerdo comprar cualquier tipo de comida chatarra para aprovechar el tiempo y estudiar ActionScript 2 y como la oficina estaba a unas cuadras de mi casa algunos trabajadores nos veíamos los domingos, ellos armaban lonas y stand publicitarios mientras yo estudiaba incansablemente. Al principio no me salía nada, pero para aprender código no hay que ser un genio sino hay que tener determinación.

Te comento esto porque es probable que al principio tengas algunos obstáculos y será difícil empezar, lo que te recomiendo es que primero determines que quieres hacer, después Dios y la vida te abrirán las puertas y pondrán los medios a tu favor. Pero si no te atreves a hablar entonces las cosas no pasarán.

Por último te dejo con la mejor frase o filosofía para iniciar y mantener un proyecto freelance:

“Implementación rápida y enfoque sostenido”

Acerca del autor

Lic. D.G. Luis Alonso Manríquez Montaño, Diseñador gráfico y diseñador web freelance en la ciudad de La Paz B.C.S, México. Soy formador online, blogger, Emprendedor, inquieto y apasionado por los medios electrónicos, el marketing online, el internet y los videojuegos.

Mi facebook fanpage : studiobit.com.mx
Mi cuenta de Twitter: @studiobitmx
Mi correo: luis@studiobit.com.mx
VISITA MI SITIO WEB! www.studiobit.com.mx
MI CANAL DE YOU TUBE – Studiobit.com.mx

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*